10/05/2006

AMADO NONATO MIO:

Elévate por sobre las hormigas,
que ya figuran brunas, abajo
del astro terrible de la edad.

Súbete al lomo de la bestia
y cabalga hasta chocar
de frente con los maderos
cruzados de la opresión y la culpa.

Adiestra tu voz en el hálito
temprano de las costas en invierno
e incrépale a los abuelos en el oído.

No mires a los ojos, de los pobres
de espíritu
santo,
ya que ellos son bienaventurados
Únicamente en la oscuridad
de ilusiones mórbidas.

Desprecia siempre a la chusma
de los dos áscares,
y a sus teóricos y literatos.

Desprecia a la chusma aunque flote en posición,
en cartones universitarios,
en menciones honoríficas
en cargos públicos
o en excremento.

Repudia a la chusma del barrial,
a los delincuentes programados,
a los miserable que no saben hablar
y a sus defensores políticos.

Humilla a las dueñas de la viga.
Desprecia a los hebreos y la policía
y en general, aléjate de los trajes de gemelos.

Y nunca,
nunca
le creas a la mujeres,
Ellas se enamoran de alma y mueren en manos
De novatos. Tú no les creas a las mujeres.

1 comentario:

Daniela de los Ángeles dijo...

[ Dios mío, jamás pensé que escribiría de nuevo en este lugar ]

Corto y preciso. Me llamaron de la Mancha. Hay algo, un evento creo, el jueves, a las 8. Qué se supone que debo hacer? No tengo idea qué pasó con mis poemas...

Si me informas, sería gentil de tu parte.