11/05/2008





REFLEXIONES
II




Vagaba y divagaba


con el cerebro en dos


hemisferios


bien definidamente opuestos


cual los matrimonios de demonios


que al hablar de ti se contradicen


en niveles inimaginables.




Ese querube de rojo


con calzones que se desplomaban bruscos


y rompían el piso


del cielo


azul de las paredes


que nos escondían de mi madre


de tu chacal y mi medusa,


esa,esa fuiste tú.




Vagaba y elucubraba


la manera de retenerte en la penitenciaría


perfumada de pinos


de frutas encarnadas y erectas.




Trataba de sentir en la lengua


La sal de la profundidad del vértice


oscuro y lúdico


de entre tus piernas


abiertas


como mis manos esta noche.




Ese pedazo de carne ensangrentada


que se nota que le falta al corazón


de un hombre-cangrejo


frente al espejo


esa esa eres tú.




Vagaba y volaba


en las humaderas del sendero amazónico


de la fuga programada...


De tus flancos que cogí una imagen


cuando te parabas como mi perrita fiel


sobre la cama


y volteabas la mirada hacia atrás


como burlándote


de llevarme un paso más


en esta vidamiserable


como escapándote cuadrúpeda


elevándote como un Pegaso


como un canino Pegaso


que durmió en mi pecho convexo


un montón de noches menos


de las que esperaba el Dios del cielo.

1 comentario:

Zara Bahdí dijo...

Mi poeta, mi poeta que rico eres amor, que bello es tu cuerpo y tu palabra alzada...te amo

ZARA BAHDÍ