11/05/2008


ORGASMO

Mientras viajo, mi amada,
a esos paraísos profilácticos de ocho segundos

desde donde regreso aún incurable,
desheredado y moribundo
a tu cosmos particular

a ese cuerpo galáctico y blanco
que envuelve diez bríos heterogéneos
de amplio atisbo subversivo y tajante

y respiro aún mal
esos balsámicos pétalos de tu flor abierta

y los gemidos siguen escapando
de la patria de putas y santos
con nimbo refulgente,

yo continuo drogado, con los polvos
de tu piel de ninfa
en las fosas
de mi piel

y mis manos abiertas
al torrencial caer de las lluvias de tu belleza
crinada, oscura y fragante,

como esta noche
que nos atrapa sin la luz que comparten los demás…