11/10/2008

DELIRANTE MENSAJE EN LA BOTELLA



ALGÚN LUGAR DEL MUNDO DE LOS DEMAS, MES ONCE AÑO OCHO

Siempre me provocó mucha
tristeza pensar, pensar en Kafka,
su bajo perfil para la “interacción social”.
Imaginarlo tartamudeando desesperado por no poder
poner en el espacio y el tiempo físicos
los sonidos de las fluctuaciones de sus sentimientos y sus puntos de vista…
¿Qué puede ser ésta reflexión,
ahora,
en mi?... no sé muy bien en quien
me estoy inspirando para escribir,
a quien podría ir dirigida esta triste y final misiva…
Por décima vez todo se ha destruido en derredor de mí…
El frío es extraordinario en este vacío paisaje
Y justamente, ahora, siento la desesperación tan sublime de la soledad y la traición y el terror y la desconfianza….
Mis ojos. Baldío y desolado,
turbio orfeón de dudas y promesas intangibles son en este instante mis recuerdos…. “Me duele hasta el aliento”, no siento mi vida cuando camino en esta isla seca e infinita… estoy destruido, degollado bajo la luna que no me recuerda, la luna vieja y marga, la luna muda, pálida, insensible frente a mis lagrimas y últimos sollozos… lleno de miedo… solo, solo, SOLO!!. Como el océano reflejándose en las lagrimas de mis mejillas…
Nadie pudo ser más huérfano que yo… el mañana volvió a representarse en la noche misma y aquella…

SALVENME! POR FAVOR! Si en alguna de las orillas de la playa de la felicidad y el amor, alguna mujer leal y cariñosa ENCUENTRA ESTA BOTELLA QUE CONTIENE los últimos jirones de mi esperanza… ya no resistiría habitar más tiempo en esta lóbrega herida…




PAVLO ZAMORANO

2 comentarios:

Mary luzardo dijo...

mi querido Pavlo... como le hago para rescatarte? o por lo menos para perderme contigo? anda que percibo tu tristeza, que me apuñala el alma, me la atraviesa, me desangra hasta el tuetano... ven querido, descansa hoy en mí, ven a encubar nuevas esperanzas en mi seno... yo siempre al oido te escucho... y si el cansancio, el mundo, o tu mismo te quieren acabar... te repito, descansa en mí

Karol_a dijo...

Bueno no te preocupes, la soledad te durará poco, Zara llegará en tu auxilio, a que si zara?
muy hermosos tus últimos poemas.
Un besote Pavlo.